Teñir

¿Qué hacer? > Teñir

Lana teñida con frutos de yezgo (izquierda) y arándanos

Podemos teñir lana con plantas. También otras fibras se pueden teñir con las mismas plantas aunque es más difícil. Es recomendable que la lana tenga todavía algo de lanolina.

Una receta básica es poner la lana en agua hirviendo con un poco de mordiente. El mordiente puede ser alumbre con un ácido (p. ej. vinagre).

Algunas plantas que se pueden usar:

Lana teñida con raíz de rubia

Las cáscaras de las nueces se toman preferiblemente poco antes de la madurez para teñir de marrón. Las cáscaras se dejan como mínimo dos días en el agua. Luego se añaden la lana y el mordiente para 1-2 días. La misma solución se puede usar otra vez si entonces se hierve.

Con pieles de cebolla uno puede conseguir un color entre amarillo y marrón, según la cantidad de pieles y de alumbre y el tiempo de cocción. La cantidad es más o menos igual a la de la lana. Se puede poner en el agua antes que la lana para obtener más intensidad.

Lana teñida con flor de chumbera (nopal)

Para teñir de rojo o de azul hay que tomar en cuenta que la mayoría de los colorantes vegetales se descoloran con el tiempo baja influencia de la luz. Para rojo se usan las raíces de la rubia (Rubia tinctoria) y los frutos de los arándanos. Para azul sirven los frutos del yezgo.

Con las flores del nopal (chumbera) se puede teñir de amarillo.

Comments are closed.