Polinización

Abejorro común en capítulo floral de un girasol

Para que una flor pueda hacer semillas, un grano de polen tiene que llegar al estigma. Hay plantas que se autopolinizan. Eso es más frecuente en ecosistemas isleños que en continentales. Otras plantas tienen mecanismos para evitar la autopolinización i así exigir una mezcla de genes.

Con la polinización, los no ecólogos suelen pensar en abejas domésticas. En verdad, ésas no son tan imprescindibles como se piensa. Las plantas silvestres no necesitan abejas domésticas para la polinización. Para plantas cultivadas, en cambio, pueden ser importantísimas.

Muchas plantas deben ser polinizadas para poder desarrollar semillas. Cada especie de planta tiene su manera específica de ser polinizada.

Algunas son polinizadas por el viento, lo que se llama anemofilia. La anemofilia se encuentra sobre todo entre gramíneas y árboles que se encuentran en gran número en su hábitat. Para la anemofilia, las plantas pueden ahorrar los mecanismos para atraer y compensar los animales, no necesitan ni pétalos llamativos ni néctar, por el precio de que un porcentaje mucho más pequeño del polen llega a un estigma de la misma especie. La anemofilia es eficaz entre plantas que crecen en grandes grupos de la misma especie.

Otras son polinizadas por animales, eso se llama zoofilia. Plantas zoófilas por lo general tienen flores coloridas para que los animales las encuentren fácilmente. Se puede decir que las flores son los órganos para el intercambio con los animales. Polinización en el caso de zoofilia suele ser ventajosa tanto para la planta como para el animal. Por lo general el animal recibe comida de la planta, a menudo néctar, a veces sólo parte del polen (que los insectos adultos no comen pero algunas de sus larvas sí).

Segun los animales polinizadores se puede distinguir más: La entomofilia es la polinización por insectos (abejas silvestres, moscas, escarabajos …), eso es el caso con muchas plantas, por ejemplo las Apiaceae (umbelíferas) suelen ser polinizadas por moscas o escarabajos.

Pino con polen transportado por el viento

Si los insectos polinizadores son abejas, se habla también de melitofilia. Muchas abejas silvestres están especializadas estrictamente a una o pocas especies de plantas. Las abejas sociales son generalistas y así polinizan también muchas plantas introducidas. Las obreras de las abejas sociales y las hembras de las solitarias cuando tienen cría, recogen polen para alimentar la cría, por tanto visitan plantas que no tienen néctar como la amapola y la adelfa, los machos no lo hacen, sin embargo transportan el polen de plantas que visitan por el néctar. Si son hormigas las que polinizan, se llama mirmecofilia, como es el caso con el chupamieles.

La ornitofilia es polinización por pájaros o aves, en el Mediterráneo según se sabe hoy sólo hay el altramuz hediondo y como planta introducida Aloe arborescens.

La saurofilia es la polinización por lagartos.

Algunas plantas se polinizan a sí mismas, ejemplos son los cultivos de trigo, cebada y avena.

A veces se encuentran todavía los nombres más viejos en -gamia en vez de -filia, como anemogamia, ornitogamia.

Comments are closed.