La ecología y la misantropía

Teoría > Mitos urbanos sobre la ecología y el manejo de recursos > La ecología y la misantropía

Ovejas que cuidan el paisaje, un ecosistema creado por humanos

Hay quienes creen que la ecología nos obliga a odiar la humanidad. Eso no se puede generalizar así. La ecología no sirve para justificar una misantropía. Sí que sirve para criticar muchos comportamientos de muchos humanos.

En principio el ser humano es una especie entre muchas y forma parte de los ecosistemas. Los humanos hemos cambiado la superficie de la Tierra considerablemente. En muchos casos no hay respuesta objetiva a la pregunta si un cambio es positivo o negativo. Ecología significa mirar la actividad humana con más diferenciación.

Hay muchos casos en los que los humanos han destruido la biodiversidad. También hay muchos casos en los que los humanos han creado ecosistemas con mucha biodiversidad. Los campos de cultivos de producción extensiva, los muros de piedra seca y más que nada los pastos extensivos son ejemplos de tales ecosistemas valiosos.

Manzanas de diversas variedades locales, una biodiversidad creada por los humanos

A veces se dice que la Tierra puede existir sin la humanidad. Sin duda, así es. Sin embargo, decir eso no resuelve problemas, tan solo sirve para justificar los problemas sociales que uno tiene. Si no queremos matarnos a todos los humanos, las soluciones tienen que ser colaboraciones entre la humanidad y el resto de la naturaleza.

Quien haya trabajado en el cuidado de reservas naturales, sabe que no es siempre tan fácil decir cuál es el ecosistema que queremos. En la ecología de hoy ya no suele haber la imagen de mantener ecosistemas sin influencia humana, eso no es muy realista. Se suele apreciar ciertos ecosistemas creados por los humanos.

Y si hacemos algo de autoabastecimiento, a menudo es un paso hacia una economía más respetuosa con el medio ambiente y la naturaleza.

Comments are closed.