Judía

 

Semilla de judía o frejol

Otros nombres: alubia, habichuela, frejol, fríjol, (cat.) mongeta, fesol, (gal.) feixón, fabeira, (eusk.) babarrun, indaba, (pt.) feijão, (fr.) haricot, (it.) fagiolo, (in.) bean, (al.) Bohne, Gartenbohne

Nombre botánico: Phaseolus vulgaris (Fabaceae)

Botánica:

Hierba anual con bacterias simbióticas en las raíces que fijan el nitrógeno del aire, originaria de las Américas, cultivada en muchos lugares.

Etnobotánica:

En muchos grupos americanos, como los iroqueses del este norteamericano, los maya de Mesoamérica y los quechua del Incario en los Andes, era común cultivar la judía en el mismo bancal que el maíz y la calabaza. El maíz le servía a la judía como apoyo para trepar, la judía suministraba el maíz con nitrógeno y la calabaza cubría el suelo y lo protegía contra la erosión. También en la alimentación se complementan bien la judía y el maíz por sus diferentes aminoácidos.

Partes empleadas:

Vainas o sólo semillas.

Fitoquímica:

Proteínas, calcio, potasio, hierro.

Vaina verde: 2% proteínas, 0,2% grasas, 6% carbohidratos, 3% fibra.

Semilla madura: 21% proteínas, 1,6% grasas, 48% carbohidratos, 17% fibra.

Propiedades:

Las vainas son nutritivas por su alto contenido en proteínas.

Por su acción diurética se usan para gota y reuma.

La judía es hipoglicemiante porque activa el metabolismo del azúcar y así se recomienda para diabéticos.

También se usa contra eccemas.

Preparaciones y usos:

Maceración de vainas: 2,5 g por taza, dejar macerar 8-12 horas.

Decocción de vainas: 6 cucharadas de vainas por litro, dejar hervir hasta que quede medio litro.

Vainas cocidas (o sólo las semillas) como verdura.

Semillas germinadas y después cocidas, con mucha vitamina E.

Contraindicaciones y advertencias:

Las vainas crudas llevan proteínas venenosas con efecto hemaglutinante, es decir, pegan los eritrocitos uno al otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *