Hinojo

Hinojo (Foeniculum vulgare; Apiaceae = Umbelliferae)

Hinojo cultivado

El hinojo es una hierba perenne originaria de la zona mediterránea, sobre todo cerca de la costa, común al lado de caminos y en campos abandonados, hoy en día distribuida por otras zonas templadas; forma cultivada con las bases de las hojas aumentadas para consumo.

Los frutos, las hojas y la raíz se pueden usar por razones culinarias y medicinales.

Hinojo silvestre en el campo

Fitoquímica:

Aceite esencial con cineol y anetol, grasas, vitamina C, calcio, hierro, magnesio.

Propiedades:

El hinojo es carminativo (eso sobre todo los frutos), diurético, digestivoaperitivo, se usa para flatulencias, espasmos gastrointestinales y dispepsia.

Plantel de hinojo

Como en una madre que amamanta el aceite esencial también llega a la leche, puede tomar ella el hinojo para tratar las flatulencias de su bebé.

Además es expectorante, mucolítico y espasmolítico, sirve contra la tos.

Gracias al anetol es endulzante.

También es emenagogo y galactagogo.

Como verdura actúa contra la anemia.

Supuestamente es un afrodisíaco.

En uso exterior es cicatrizante, se pone en heridas, y actúa contra la caída de pelo.

Se usa para desinfectar los ojos.

Hojas de hinojo silvestre

Preparaciones y usos:

Infusión: 10 g de frutos (mejor machacados) o 25 g de hojas por litro de agua, dejar reposar como mínimo 10 minutos.

Como verdura sobre todo el bulbo del hinojo cultivado, por ejemplo con legumbres para evitar flatulencias; en diversos platos, muy apreciado al horno con queso encima.

Cataplasmas de hojas frescas para heridas.

Infusión de hojas secas para frotar la piel capilar contra la caída de pelo.

Infusión en uso externo para lavar los ojos.

Ingrediente en licores (por ejemplo en Ibiza el licor “hierbas ibicencas”).

Miel de hinojo: miel con un 0,05% de aceite esencial de hinojo.

Contraindicaciones y advertencias:

El aceite esencial aislado es tóxico, provoca convulsiones, temblores, problemas respiratorios y alucinaciones; incluso diluido puede ser problemático.

Los frutos no los hay que comer en cantidades excesivas.

Algunas personas después de consumir hinojo han sufrido una fotosensibilización, es decir, tienen que evitar la insolación directa.

Quien quiera recoger hinojo silvestre, tiene que saber distinguirlo de plantas venenosas como la cañaheja; eso es fácil si uno recuerda el olor del hinojo (la cañaheja no huele).

Cultivo:

Planta sin exigencias en cuanto a exposición, abonado y humedad. Pero es difícil trasplantar hinojo silvestre por su raíz larga y profunda, mejor con plantel del vivero o con semillas.

Nombres en otros idiomas:

(cat.) fonoll, (gal.) fiúncho, (eusk.) mihilu, (pt.) funcho, (fr.) fenouil, (it.) finocchio, (in.) fennel, (al.) Fenchel, (ru.) фенхель

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *