Ganadería y CO2

Teoría > Mitos urbanos sobre la ecología y el manejo de recursos > Ganadería y CO2

A veces uno se encuentra con el argumento de una inocencia infantil que la ganadería suelta más CO2 que el tráfico. Ese argumento por supuesto les gusta a los veganos. Pero no, queridos veganos, no es muy serio torcer la ecología según vuestras necesidades.

Momento, si los animales se alimentan de plantas y no de materias fósiles, el carbono queda dentro de la circulación de la biosfera. En principio ya lo aprendimos en la primaria, ¿no? Las plantas sacan carbono de la atmósfera, los animales comen plantas y luego sueltan parte del carbono a la atmósfera. Y eso todo dentro de la biosfera. Si se quitan grandes bosques para hacer ganadería, aunque eso no cambia la cantidad de carbono en la biosfera, sí que añade más carbono a la atmósfera que antes estaba dentro de vegetales.

Para el cultivo y el transporte de la soja como pienso, claro, se usan carburantes fósiles. Por lo general también para la ordeñadora. Pero igualmente para la soja para el consumo humano. E incluso para los cereales.

Así, desde un punto de vista medioambiental no es sensato alimentarte sin productos de animales si la consecuencia es que eres tan débil que gastas más carburantes fósiles. Si con una alimentación equilibrada puedes ir en bicicleta, sin productos de animales necesitas más el coche, deberías saber que lo primero es más en acorde con el medio ambiente.

Por supuesto hay una diferencia entre la ganadería de pasto y la ganadería industrial, esta última gasta más recursos fósiles. Yo no como mucha carne pero si hay carne de un ternero que yo he cuidado en el pasto, que yo he tuteado, es cosa de honor comer de ella; y sería tonto creer que eso añadiese CO2 a la biosfera.

Comments are closed.