Decocción de achicoria

Lo que comúnmente se llama «café de achicoria», por supuesto, no es café, es una decocción.

Tomo raíces de achicoria, por lo general de plantas que he sacado del huerto entre los cultivos. Las lavo que no quede mucha tierra pegada. Luego las corto en trocitos. Ésos los pongo en una sartén y las tuesto.

Como es difícil moler los trozos de raíz (no como la malta), los pongo tal cual en agua que pongo a hervir para varios minutos. Al final paso la decocción por un colador a la taza y disfruto.

Esta bebida es un estimulante del apetito, del hígado y de la digestión; se mezcla con el café para contrarrestar los efectos de la cafeína.

La misma receta se puede usar para raíces de otras plantas como el diente de león.

Comments are closed.