Curry

Curry (curri)

Otro nombre: curri

Curry casero

En la India se dice «curry» a diferentes salsas que se comen en primer lugar con arroz. En Europa se suele llamar curry a una mezcla de especies a base de cúrcuma.

Observación: El nombre «curry» también se usa para el árbol de curry (Murraya koenigii) de la India y a la siempreviva o «planta de curry» (Helichrysum italicum).

El curry es una mezcla de especias, diferentes composiciones, por ejemplo: cúrcuma, jengibre, pimienta, cominocilantro, cardamomo, nuez moscada, clavo y canela. Se pueden añadir otras especias como la pimienta de Cayena o las hojas del arriba mencionado árbol de curry.

La mezcla la podemos preparar nosotros de los diferentes polvos. En vez de polvos también podemos rallar algunas especias como la cúrcuma y el jengibre.

Y entonces lo podemos poner sobre arroces y otros manjares.

Polvo de curry

Propiedades:

Las propiedades dependen, por supuesto, de la composición, pero hay unas propiedades que en general están presentes.

El curry es sobre todo carminativo, actúa contra las flatulencias.

Como muchas especias, el curry actúa contra la indigestión.

Con la cúrcuma como ingrediente destacado es antiinflamatorio e inmunoestimulante y se usa contra los resfriados.

Es un antioxidante que hasta cierto grado previene el cáncer.

Además es vasodilatador y así actúa contra la hipertensión.

Salsa de curry

Preparaciones y usos:

Polvo en diferentes platos, sobre todo arroces.

Salsa de curry con un ingrediente como salsa de soja.

Contraindicaciones y advertencias:

Por la cúrcuma, el curry no es apto para personas con cálculos biliares o alergias contra esta misma.

Si el curry lleva pimiento, lo tienen que evitar las personas con úlceras gástricas.

El sabor del curry puede tener el efecto de habituarse, lo que algunos llaman una adicción aunque no tiene porque ser un problema.

Enlace externo:

La adicción al curry (en inglés)

Comments are closed.