Cúrcuma

Cúrcuma (Curcuma longa; Zingiberaceae)

La cúrcuma es una hierba perenne, en el sudeste de Asia, Micronesia y Polinesia.

Se usa el rizoma como especia (en la Unión europea llamado E-110ii). También se aprecia por sus muchas propiedades medicinales.

Lo más común es usarlo en forma de polvo. Se pueden usar los rizomas rallados.

También se puede hacer una infusión de cúrcuma: 10 g por 200 ml de agua, dejar hervir y dejar macerar durante 2 horas.

El polvo de cúrcuma es un ingrediente imprescindible del curry.

Por razones medicinales se hace también una tintura para el uso externo.

Fitoquímica:

Aceite esencial con limoneno, cucurmina, principio amargoalmidón, beta caroteno, zingibereno.

Usos medicinales:

La cúrcuma es digestiva y estimula la producción de jugos gástricos, apta para dispepsia, digestiones lentas y gastritis, incluso para el colon irritable; también para falta de apetito.

Es carminativa, contra flatulencias.

Tiene acción colagoga, para enfermedades hepáticas.

Es un antioxidante y así es anticancerígena, además del cáncer combate efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer.

En uso tópico es antiinflamatoria, se usa para úlceras, artritis reumatoide, psoriasis y dolor de cabeza.

Contraindicaciones y advertencias:

Hay personas con alergia a la cúrcuma.

Durante el embarazo hay que ir con cuidado con cúrcuma.

En caso de trastornos biliares está contraindicada.

Nombres en otros idiomas:

(eusk.) kurkuma, (pt.) açafrão-da-terra, (fr., it.) curcuma, (in.) turmeric, (al.) Kurkuma, Gelbwurz, (ru.) куркума длинная

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *