Compostera

¿Qué hacer? > Compostera

Compostera

Hoy en día es muy común hablar del reciclaje. Eso es fácil con ciertas materias orgánicas si tenemos un huerto: Producimos compost para que los desechos se descompongan y se conviertan en abono. Ese trabajo lo hacen las lombrices y varios microorganismos, también algún isópodo (cochinilla de humedad) participa.

Lo más aconsejable es construir una caja de maderas (vigas o tablas) en el que se puede desarrollar el compost. También hay composteras de plástico. En cualquier caso necesita contacto con el aire en los lados.

Es bueno no ponerla demasiado cerca de la casa, preferiblemente a la semisombra. Debería mantenerse húmedo pero mojado no.

Así se puede hacer una tabla para una compostera (las dos tablas para debajo con cortes solo en el lado superior)

Siempre es bueno que el compost quede en contacto con el suelo. Así pueden entrar lombrices y otros organismos desde abajo y un exceso de agua puede salir. Es bueno elegir el lugar de manera que no se estanque el agua.

Así se puede hacer una caja para el compost (también, por supuesto, puede ser muy diferente, es solo una sugerencia)

Hay varios sistemas y varias teorías cómo hacer mejor una compostera.

Por supuesto hay también posibilidades de hacer compost en una caja dentro de un piso.

Compost después de darle la vuelta

¿Qué ponemos dentro? En principio la mayoría de los desechos de la cocina:

  • Los restos no comestibles de verduras y frutas suelen ser la base.
  • Las hierbas después de hacer infusión se pueden poner allí.
  • Los posos de café son un buen alimento para las lombrices, pueden ser puestos con los filtros de papel.
  • Ceniza de madera se puede poner en la compostera siempre que no sea madera tratada con químicos problemáticos (que, en principio, tampoco pertenecen en un fuego).
  • Si tenemos un poco de estiércol, por ejemplo porque tenemos gallinas, conejos o una cabra, y no es suficiente para hacer una estercolera, lo podemos añadir al compost.
  • También podemos nosotros orinar sobre el compost, la orina añade algunos elementos valiosos.
  • Restos de madera (sin tratamiento químico) y ramas de poda podemos triturar y añadir en cantidad limitada.
  • Pañuelos de papel usados y otros papeles parecidos podemos poner también.
  • Hojas de árboles se pueden poner en pequeña cantidad.
  • Es aconsejable añadir algo de tierra porque ésa le da microorganismos y minerales.
  • Al principio, alguna gente añade un iniciante, eso puede ser compost ya hecho que lleva los microorganismos deseados ya.

Compostera sin caja

Cuanta más diversidad de ingredientes, mejor.

Si tenemos cerdos o (y) gallinas, ésos comerán ciertos desechos y lo que queda lo ponemos en el compost.

Comida cocida puede atraer ratas. Si la compostera está alejada de la casa, la podemos poner igual. Si ponemos carne podrida con huesos, tengamos en cuenta que los huesos no se descomponen.

En la agricultura biodinámica se ponen unos preparados de plantas medicinales en el compost que según la cosmovisión antroposófica han almacenado fuerzas cósmicas. Si crees en eso, lo puedes hacer, por lo menos no hará ningún daño.

Algunos productos no son aconsejables:

  • Plantas muy venenosas como el tabaco y la adelfa no son buenas para el compost porque inhiben los microorganismos.
  • Papel de periódico por su tinta con metales pesados no es un ingrediente adecuado en la compostera. Alguna gente lo pone en pequeña cantidad. En principio también llegan los metales pesados al compost con la ceniza si encendemos el fuego con papel de periódico.

Lo que está sujeto a controversias:

  • Alguna gente está en contra de poner en el compost plantas quitadas del huerto con semillas porque no queremos sembrar esas plantas en el huerto. Si la temperatura en el interior de la compostera es suficiente, las semillas mueren.#
  • Alguna gente no pone pieles de cítricos porque dice que no se descomponen bien. Después de mojadas sí que se descomponen bien. Conviene ponerlas en remojo antes; si se han usado para infusión, ya están bien.

Desechos bien compostados

Miramos que se mantenga un poco húmedo y que no se caliente demasiado. Es apetecible que la temperatura en el interior suba a unos 60 ºC por la actividad microbiana, no más de 75º. Así se descompone bien la materia orgánica. Si tenemos el tiempo, podemos darle la vuelta a los pocos meses.

Y cuando está bien descompuesto y huele bien, lo podemos usar para abonar nuestros cultivos.

Comments are closed.