Cabra

Cabra pitiusa

Cabra (Capra hircus; sinónimo: Capra aegagrus hircus; Bovidae)

Cada vez más personas asocian la cabra con romántica. Bastantes personas empiezan un trabajo con cabras y desilusionadas se dan cuenta de que es más difícil de lo que habían pensado. Tener cabras no es para trabajadores que deseen un horario fijo de trabajar con un fin intangible. Tampoco es para los que están ya aquí, ya allá y evitan actividades con compromisos. Pero quien busque retos y esté listo a meterse con las necesidades de animales tozudos, de veras puede encontrar la romántica de sus sueños en el trabajo con cabras. Y la cabra puede ser el animal ideal para el autoabastecimiento.

Hay muchas razas caprinas, cada una con sus cualidades específicas.

Ordeñando una cabra (de una raza suiza: Gämsfarbige Bergziege)

Hay que mantener las cabras fuera del huerto. Si no, no queda mucho del huerto. Hay que ordeñarlas durante la lactancia. Y, por supuesto, necesitan suficiente comida. Si son muchas cabras y dan mucha leche es prácticamente imprescindible hacer queso por lo menos cada dos días.

La rutina cotidiana que precisa la ganadería puede ser de valor terapéutico para gente que necesita más estructura en su vida.

Cada 21 días la cabra está en celo (como la vaca pero no como ésa durante todo el año sino sólo durante un período de fertilidad).

Por lo general la producción de leche está conectada con la de cabritos (como la de leche de vaca con la de terneros). Como en particular los pequeños machos no todos se guardan hasta adultos, la producción de leche significa prácticamente siempre también la producción de carne.

Leche de cabra recién ordeñada

Aunque las cabras también son animales de rebaño, demuestran más individualidad que las vacas y ovejas y desde el punto de vista humano parecen más inteligentes. A menudo se muestran tozudas y cabezonas. Según mi experiencia el trabajo con cabras ayuda a apreciar más también a humanos en su obstinación. Quien tiene experiencia con cabras, apenas compartirá el cliché común que la individualidad sólo exista en los humanos.

Por razones éticas los lácteos de cabras comparados con los de vacas tienen la ventaja de que no suelen ser de explotación intensiva de animales. Eso por supuesto también significa una menor disponibilidad, ningún consumo en grandes masas sino más bien un gozo consciente.

Aparte de leche las cabras también suministran carne y cuero. Y un producto importante de la ganadería es el estiércol que se usa para abonar hortalizas, especialmente en la horticultura orgánica.

Las cabras de Cachemira y las cabras de angora se usan para obtener lana (la cachemira y el mohair). Las cabras de Cachemira no son esquiladas sino que se les peina la barriga.

Ubre de cabra

Las cabras tienen una conducta de comer distinta de la de ovejas y vacas, también comen árboles y arbustos. Ni siquiera plantas con aguijones o espinas son seguras de ellas, así comen los segmentos de los tallos de la chumbera.

En la observación superficial a menudo surge la imagen de que las cabras comen todo indiscriminadamente. Si tienen la posibilidad, son unos gourmets selectivos que no están satisfechos con gramíneas sin sabor. En el caso de almidón concentrado los mecanismos naturales fallan: De pan o cereales molidos comen sin inhibiciones hasta morir.

Entre las plantas que les gustan a las cabras hay el olivo, el espárrago (A. acutifolius) y el enebro (sin embargo no la sabina que es venenosa también para cabras).

Capra grigia (raza suiza)

El pastoreo incontrolado es –más que nada en zonas secas– un problema para la vegetación. En Mallorca hay cabras naturalizadas en el bosque de la montaña. Los cazadores las cuidan como caza y producen números elevados. La isla desértica de Fuerteventura, debido a su menor capacidad de carga, sufre aún más de las cabras naturalizadas.

En el otro lado, el pastoreo controlado de cabras también en estas islas puede servir al cuidado del paisaje. En Ibiza hay un proyecto con cabras para limpiar los bosques de la maleza, sobre todo para minimizar el peligro de incendios forestales.

Biología:

Rumiante que fue domesticado de la cabra salvaje en el Medio Oriente; hay muchas razas (cabra pitiusa, raza suiza “Gämsfarbige Bergziege”).

Hígado de cabrito

Partes y productos empleados:

La carne y el hígado para comida.

La piel para cuero.

Leche.

Estiércol para abonar el campo cultivado.

Lana de pocas razas especiales.

Química:

Leche: 4-4,5% grasas, 3,5-4% proteínas (2,6-3,5% caseína, 1,1 albúmina), 4-4,5% lactosa; la composición varía considerablemente según la raza y la fase de la lactancia; al principio de la lactación tiene más grasa que al final. Comparada con la leche de vaca, la de cabra tiene poco caroteno y más vitamina A. Los ácidos caprónico y caprílico le dan su sabor típico.

Estiércol: 1% de nitrógeno, composición equilibrada.

Cabras de Cachemira

Propiedades:

La leche de cabra tiene propiedades parecidas a la de vaca y las diferencias no son tan grandes como se suele pensar; sin embargo alguna gente con alergia a la leche de vaca soporta la leche de cabra.

En algunos niños la leche de vaca produce neurodermitis mientras que la de cabra no.

Las partículas de grasa en la leche de cabra son más pequeñas que en la de vaca, lo que la hace más digerible (pero menos apta para sacar la nata).

Una ventaja de la leche da cabra comparada con la de vaca es que las condiciones de ganadería y la alimentación de los animales suelen ser mejores, no hay tanta ganadería industrial, hay mucho más porcentaje de ganadería con pasto (en la zona mediterránea a menudo trashumancia), factores que hacen superior la leche y además le dan a la gandería un valor ecológico.

El estiércol tiene una composición equilibrada como abono.

La lana de cachemira y de mohair es muy suave.

Cabras en el pasto

Preparaciones y usos:

Le leche fresca o conservada.

Productos fermentados  de leche como leche agria, yogur, kéfir.

Queso de cabra y el suero de leche.

La leche en productos cosméticos como alguna crema o el jabón de marsella.

Contraindicaciones y advertencias:

Las cabras son maestros en escaparse, así hace falta una valla sólida. (He visto un macho cabrío saltar una valla de casi 2m de alto aunque eso es una excepción.)

Si las cabras entran en un huerto, no queda mucho del huerto.

Si las cabras comen plantas venenosas, en algunos casos como del cólquico, puede pasar que el veneno pase a la leche, por eso hay que evitar que coman en lugares con esas plantas.

Se tienen que aplicar las contraindicaciones mencionadas en las fichas de cada producto como las contraindicaciones de los lácteos.

Para un bebé la leche de cabra no puede sustituir la leche materna, no es verdad lo que a veces se dice que la leche de cabra sea más parecida a la humana que la de vaca.

La leche de cabra que se vende en los supermercados, suele ser solo leche semidesnatada que tiene cantidades reducidas de las vitaminas liposolubles y de otros componentes beneficiosos.

Estiércol de cabra

Nombres en otros idiomas:

(cat., gal., pt.) cabra, (eusk.) ahuntz, (fr.) chèvre, (it.) capra, (in.) goat, (al.) Ziege, (ru.) коза

Comments are closed.